Figura entre mejores cerradores de las Grandes Ligas en lo que va de campaña.

En base a la eficiencia de su recta de cuatro costuras, a un promedio de velocidad de 98.5 millas (158.5 kilómetros por hora), el venezolano Robert Suárez, cerrador de los Padres de San Diego, se mantiene como uno de los mejores relevistas de las Grandes Ligas, transcurridos dos meses de temporada.

Leer También: MLB: El Larense Ranger Suárez enciende las alarmas de los Filis al abandonar el partido por un pelotazo (+Video)

En 24 salidas al finalizar el mes de mayo, el derecho guayanés de 33 años de edad que está en su tercera campaña como bigleaguer, se ha apuntado 17 rescates en 17 oportunidades de salvar, mejorando cada día su registro personal

Exhibe marca impecable de 2-0 con 0.72 de efectividad, ha ponchado a 24 enemigos en 25 entradas y tiene relación de boletos y hits por innings lanzados (WHIP) de 0.720, incrementando las posibilidades de ingresar al exclusivo grupo de relevistas criollos que han colocado al menos 30 candados en una campaña, el cual cuenta con apenas nueve integrantes, encabezados por Francisco Rodríguez, quien lo hizo en diez ocasiones.

Con sus 17 salvados, Suárez ocupa el segundo lugar del departamento en MLB, empatado con el dominicano Emmanuel Clase (Guardianes) y un rescate menos que el líder, Ryan Helsley, cerrador de los Cardenales de San Luis.

Puro fuego hacia el home

En esta era en que las métricas marcan la pauta para conocer cómo rinden y cuánto valen los jugadores, Suárez basa su desempeño monticular en tres envíos. Quizás su repertorio sea más amplio, pero este año, desde que se acreditó su primer rescate en el encuentro que los Padres le ganaron 15-11 a los Dodgers, el 21 de marzo, en Corea, hasta el pasado viernes, ha trabajado con recta de cuatro costuras (276 envíos para 86 por ciento, según la base de datos STATCAST). El resto de la distribución de sus lanzamientos ha sido 43 sinkers (12.5%) y 26 cambios de velocidad (7.5%).

De México a Japón a EE.UU.

La carrera profesional de Suárez es bien particular. No tuvo la fortuna de su hermano Albert, quien antes de los 20 años firmó con Magallanes.

Se marchó a México y por recomendación de un amigo ingresó a la liga semiprofesional de Campeche en 2014, con el equipo de la localidad de Seibaplaya.

A la edad de 23 años cumplió destacada actuación y fue reclutado por los Saraperos de Saltillo, club de la Liga Mexicana con el que dejó balance de 5-0, salvó 23 juegos y dejó efectividad de 1.71, credenciales que le valieron para conseguir contrato en Japón a partir de 2016 con los Halcones de Fukuoka.

Tras cuatro campañas llegó a las filas de los Tigres de Hanshin a cumplir funciones como cerrador a tiempo completo y logró 67 rescates entre 2020 y 2021. En su última campaña en el circuito nipón del pacifico finalizó como líder en rescates con 42 y en totalm, en dos años con los Tigres, registró 67 rescates. Gracias a esa exitosa experiencia, los Padres San Diego se interesaron tanto en sus servicios que le extendieron contrato por cinco campañas y más de $40 millones como agente libre.

Líder

Hender “Vivo” González

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com