LaLiga de España: Un ineficaz Atlético de Madrid cae en el Sánchez-Pizjuán ante el Sevilla


El equipo de Quique Sánchez Flores se impuso por 1-0 al Colchonero, como local, por la fecha 24 del campeonato español. El conjunto del Cholo Simeone sigue cuarto en el torneo.

Sevilla, que contó con Lucas Ocampos y Marcos Acuña como titulares, cortó la racha del Atlético de Madrid: se impuso por 1-0, en condición de local, por la fecha 24 de La Liga de España. El Colchonero perdió por el torneo local después de cuatro partidos y continúa cuarto en la tabla.

Leer También: Messi, persona ‘No Grata’ en China: “Pekín no tiene previsto organizar ningún partido en el que él vaya a participar”

El Sevilla no perdía un partido desde que cayera en cuartos de final de la Copa del Rey frente al mismo Atlético de Madrid, que cosecha su segunda derrota consecutiva tras la derrota frente al Atletic Club en el Metropolitano en la ida de las semifinales de la competición española del K.O. 

El primer cuarto de hora resulta equilibrado, pero a la que precisamente Acuña la pega desde lejos y Oblak apenas puede conceder un saque de esquina, obstaculizado por el bosque de piernas, se desatan los acontecimientos: llegará el gol de Isaac, al que no parece buena idea medir por alto con un Koke que sufre tremendo topetazo con el poste en el afán por evitar lo inevitable. Desde ahí, todo es vértigo. Morata al palo con la bandera levantada pero con dudas sobre la pertinencia de haberlo hecho, Isaac por aquí, Lino pegándola desde la frontal, Isaac por allá, Morata mano a mano para que se lo gane Nyland… parece increíble que ningún revólver pueda presumir de nueva muesca.

Y cuando aquello se encamina al refrigerio, la rodilla de Morata hace un giro extraño mientras su dueño vuela peleando una pelota con Soumaré. Se sigue jugando, porque el del silbato lo decide, pero resulta evidente que lo del punta visitante tiene una pinta horrible: por los gestos de Ocampos primero, por sus propias lágrimas después. Simeone apura el primer acto aceptando la inferioridad numérica, quizás pendiente de que aquello no sea lo que parece, quizás de ganar tiempo para pensarse el cambio. Al Atlético aún le sonará la bocina en el balcón del área sevillista, con un disparo final de Lino que corre la misma suerte que todos los de su equipo.

El Cholo tira de Memphis, que parece lo lógico. Y de paso de Nahuel, porque a Barrios le ha pasado por encima el frenesí y conviene adelantar la posición de Llorente. Pero enseguida queda claro que aquello no se moverá, al menos en lo que al marcador del Atlético respecta. Porque si no mete la primera que tiene, no va a meter ninguna. Navas saca la de Griezmann bajo palos, pero es que la pelota rechazada golpea al delantero neerlandés a escasos centímetros de la portería… y se marcha fuera. Efectivamente, otra vez Memphis o Hermoso siguen desaprovechando los metros que sí ha ganado su equipo por lo colectivo.

Isaac responde a todas, no vayan ustedes a creer. En una contra que sentencia a Koke por lo físico provoca una mano escalofriante de Oblak, en otra reclama un penalti que lo parece de Nahuel. Baja el suflé, por fin, porque el Atlético pierde fuelle (y criterio sin el capitán y sin Witsel), porque Quique procura atemperar aquello con sus cambios. Un Sevilla con menos efectivos ya había dado problemas en las citas de diciembre y enero, ambas resueltas por la mínima, así que la de febrero se antojaba ideal por aquello de que la tercera es la vencida, de que esta vez se jugaba en Nervión… y de que Isaac presenta credenciales. Pues eso. Una sola bala decide un tiroteo. Y es la suya.

Marca

Isaac Romero celebra el gol del Sevilla ante el Atlético.

Hender “Vivo” González

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com