La competición liderada por Joan Laporta y Florentino Pérez considera que el organismo de fútbol europeo ha provocado pérdidas económicas.

La Superliga entiende que las restricciones de Ceferin retrasaron la nueva competición y que eso les ha causado pérdidas financieras y lucro cesante. El esloveno rompe su limitación de mandatos entre las protestas de varias federaciones.

Leer También: Resultados y tabla de posiciones de la fecha 4, en la Copa América de futsal Paraguay 2024

La Superliga estudia una demanda por daños y perjuicios contra la UEFA por 3.500 millones de euros ya que entiende que el retraso en el inicio del nuevo formato por las restricciones y amenazas de la organización que preside Ceferin le causó fuertes daños económicos. En concreto, desde la Superliga asumen que el crédito negociado con JP Morgan para poner en marcha el torneo se hizo a un precio que ahora se ha multiplicado por la subida imparable de los intereses. En 2021, cuando arrancó la Superliga, se había cerrado el préstamo a un 2,8%, mientras que en el momento actual sería imposible conseguirlo por menos de un 6,3%. El resultado son mil millones de pérdida financiera.

La siguiente reclamación de cantidades a la UEFA será por el lucro cesante de los derechos de televisión del torneo. Según las cuentas de la Superliga se ha dejado de ganar un mínimo de un 30%, que podría ser de un 90% según la calidad de los partidos de la nueva competición que, según los planes previstos, ahora tiene previsto arrancar en la temporada 2025-2026. En total, pérdida de ganancias por entre 700 y 1.200 millones más. La última demanda se refiere al margen comercial, ya que la Superliga calcula que la aportación de los patrocinadores hubiera sido mayor que la actual, como mínimo de un 10%. Todo ello, sumado a los ingresos por venta de entradas a los estadios, alcanza la cantidad global que requiere la Superliga de la UEFA.

Al margen de las reclamaciones financieras, desde la Superliga creen que la UEFA no termina de acatar la sentencia firme del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) que señaló a la organización de Ceferin por abuso de posición dominante en el fútbol continental. Una vez roto legalmente el monopolio, la Superliga entiende que la UEFA sigue con prácticas abusivas. Su presidente, Aleksander Ceferin, presentará este jueves ante la Asamblea que preside una propuesta para romper la limitación de mandatos que le hubiera obligado a dejar el cargo.

Ceferin, que preside la UEFA desde septiembre de 2016 y fue reelegido en abril de 2023 para el que debería ser su último mandato de cuatro años, promovió en diciembre una propuesta de enmienda que permitiría su reelección en contra de la limitación de mandatos que se aprobó en 2017. Esta fue la razón de la reciente dimisión del director de fútbol de la UEFA, Zvonimir Boban. A las protestas del exjugador croata se han sumado hoy otras como las de la presidenta de la Federación de Noruega, Lise Klaveness, a las que se afilian las de los presidentes del resto de las federaciones nórdicas y algunas de las británicas. Aún así, Ceferin sacará hoy adelante la ruptura de la limitación de mandatos por el control que tiene sobre las federaciones del este de Europa.

Diario AS

Hender “Vivo”” Gonzáalez

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com