Dos días después de Pello Bilbao, otro vasco triunfa en una etapa del Tour. Tras cinco años sin mojar, el ciclismo español le ha cogido el gusto a ganar.

Ion Izagirre persiguió la estela de Pello Bilbao, vencedor dos días antes, pero sobre todo persiguió la estela de sí mismo, la de aquel talentoso ciclista que coleccionaba victorias en las tres grandes y que ya había triunfado en una gran jornada alpina en Morzine en 2016. Así son las cosas del deporte. Después de cinco años sin éxitos españoles en el Tour, un total de 100 etapas sin mojar, Bilbao rompió la sequía el martes en Issoire. Y en la misma semana, otro vasco, Izagirre, ha regado el campo de cultivo con una nueva gesta en Belleville en Baujolais, tierra de vinos. Brindemos por Ion. La salida desde Euskadi ha sido talismán. Con triunfos a pares.

Leer También: Tour de Francia 2023 etapa 11: Cuarta victoria al sprint del Belga Jasper Philipsen

El menor de los Izagirre, guipúzcoano de 34 años, hizo una apuesta en el grupo de fugados, con un ataque a 30 kilómetros y una cabalgada en solitario que logró rematar con calidad para cosechar la segunda victoria Española en esta edición, pero tambiénla segunda victoria del Cofidis, que ha roto una racha incluso más increíble. El equipo francés llevaba desde 2008 sin conquistar una etapa y ya suma dos en 2023, la de Victor Lafay en San Sebastián y la de este jueves. El Cofidis está fuerte, como demostró también la presencia en el corte de Guillaume Martin, que hizo una espléndida función de secante para su compañero. Ion, igual que Pello, celebró el triunfo con lágrimas. En su caso, por el recuerdo de su hija Iraia, que cumplía cuatro años en una fecha inolvidable.

Antes de celebrarse una etapa, con el gráfico del perfil en la mano, es habitual hacer siempre un pronóstico del recorrido: propicio para el esprint, propicio para la escapada, propicio para emboscadas, propicio para abanicos, propicio para los hombres de la general… El día siempre es propicio para algo. A veces hay que mirar también un poco más allá para hacer la previsión: qué ha pasado en la jornada anterior y qué vendrá en la siguiente. El perfil de este jueves, con cinco subidas acumuladas en un exigente trazado de media montaña, apuntaba a una fuga relativamente consentida, y más teniendo en cuenta que este viernes arranca un tríptico de gran montaña con una llegada en alto al Grand Colombier. La fuga se acabó cumpliendo, pero antes hubo un calentón de casi cien kilómetros, a un vertiginoso promedio de 45,9 km/h, que no se parecía en nada a ninguna quiniela previa. La etapa fue propicia… para la locura.

Nadie guardó nada para la dureza venidera. La carrera arrancó a mil, en busca de una escapada que nunca se consolidaba. Y eso que los candidatos eran ciclistas de pata negra, clasicómanos ilustres como Van Aert, Van der Poel, Alaphilippe, Pedersen… Una razón de que los aventureros no se abrieran brecha la tuvieron los dos colosos de esta edición, Tadej Pogacar y Jonas Vingegaard, que querían estar siempre en el grupo de cabeza, uno pegado al otro, como dos lapas. Así se tiraron dos horas, ataque va y ataque viene. Un ritmo que hizo bastante daño y que partió la carrera en varios bloques. Por detrás se descolgaron Kuss, Landa, O’Connor, Powless con su maillot a lunares… Y nunca más se supo. La batalla fue tan ardiente, que la información se convirtió en un caos, la oficial del Tour y la extraoficial de los medios. ¿Quién va delante? ¿Quién va detrás? Era difícil hasta definir la situación. ¿Llamamos pelotón al grupo de cabeza o es la escapada?

La cosa se estabilizó cuando restaban unos ochenta kilómetros, más o menos con el esprint intermedio que se anotó Pedersen. Fue entonces cuando se formó por fin la escapada, con quince aspirantes que incluían la presencia de hombres de clásicas como Benoot, Alaphilippe y Van der Poel, que se animó después de penar varios días con algunos problemas de salud. VDP intentó una de suyas a más de cuarenta kilómetros, pero no iba a ser su día. No está bien. Allí enredaban también otros cazadores habituales como Pinot, Teuns y Martin; otros guerreros del Movistar, Guerreiro y Jorgeson: y un español, vasco para más señas, que persiguió la senda victoriosa de Pello Bilbao: era el turno de Ion Izagirre. Dos triunfos en tres días. La racha ahora es ganar.

Clasificación Etapa 12

pos ciclistaEquipoTiempo
1 Ion IzagirreCOF3h:51:42
2 Mathieu BurgaudeauTEN+00:58
3 Matteo JorgensonMOV+00:58
4 Tiesj BenootTJV+01:06
5 Tobias JohannessenUNO+01:11
6 Thibaut PinotGFC+01:13
7 Guillaume MartinCOF+01:13
8 Dylan TeunsIPT+01:27
9 Ruben GuerreiroMOV+01:27
10 Victor CampenaertsLTD+03:02

Clasificación General

pos ciclistaEquipoTiempo
1 Jonas VingegaardTJV50h:30:23
2 Tadej PogacarUAD+00:17
3 Jai HindleyBOH+02:40
4 Carlos RodríguezIGD+04:22
5 Peio BilbaoTBV+04:34
6 Adam YatesUAD+04:39
7 Simon YatesJAY+04:44
8 Thomas PidcockIGD+05:26
9 David GauduGFC+06:01
10 Thibaut PinotGFC+06:33

Diario AS

Hender “Vivo” González

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com