Masters 1.000 ATP de Miami: Daniil Medvedev nuevo campeón tras ganar la final a Sinner


Daniil Medvedev es el nuevo campeón del Masters 1000 ATP de Miami tras ganar en la final al italiano Sinner, verdugo de Carlos Alcaraz, a quien sucede en el palmarés el ruso.

Con el permiso de Carlos Alcaraz, su verdugo en la final de Indian Wells, y del ausente Novak Djokovic, el otro tenista ATP del momento es el ruso Daniil Medvedev. Ha vuelto a demostrarlo ganando su 24º partido de los últimos 25 disputados. Quinta final consecutiva en una racha que le ha dado los títulos de Rotterdam, Doha, Dubai y también Miami.

Leer También: WTA 1.000 de Miami: La Checa Petra Kvitova gana una intensa final a la Kazaja Elena Rybakina

Daniil Medvedev, 27 años y nº 5 mundial (el lunes será 4º, nº 1 de la Race 2023), se impuso por 7-5 y 6-3 (1h.34′) al italiano Jannik Sinner, 21 años y nº 11 (subirá al noveno puesto). El moscovita sucede en el palmarés a Carlos Alcaraz, que indirectamente ayudó desgastando en ‘semis’ a un Sinner sin la energía necesaria para afrontar con garantías una final contra un rival que le ha superado por sexta vez.

Pidió médico Sinner tras el séptimo juego de la final. Ingirió una pastilla. Ninguna lesión física, más bien malestar, agotamiento. Chafado, con miradas de preocupación a su equipo técnico, quedó en manos de lo que hiciera el ruso, que no desperdició la oportunidad de ganar su decimonoveno título ATP, siempre en localidades diferentes. Es el quinto con categoría Masters 1000 ATP.

Un talón de 1.262.220 dólares, un trofeo y 1.000 puntos de ranking. Parece lejos de la cabeza, pero calladamente va tomando velocidad para poder luchar a medio plazo por el número uno mundial si mantiene esta tendencia de resultados.

Medvedev jugó con las dos velocidades que tanto explota. En los turnos de saque, máxima velocidad en cada movimiento, aunque la gente aún ni hubiera dejado de hablar. Como con prisa, pim-pam-pum. Al resto, a la contra, construyendo paulatinamente un muro de frontón para devolver las bolas que hiciesen falta hasta que llegase el error del oponente.

El ruso lo hizo todo. Había ganado sus diez primeros puntos con saque. Cometió dos dobles faltas y se metió en el primer lío. Una tercera, acabó sufriendo el primer ‘break’: 3-2 Sinner pese a que éste deambulaba por la pista entre punto y punto. Un tanto ido, chorreando sudor, ropa empapada. El esfuerzo exigido por Alcaraz la noche del viernes, una temperatura por encima de los 30º C, una humedad despiadada. Fundido. Desde primera hora de la mañana se había sentido enfermo, sin energía. 

Mal asunto contra Medvedev, el tenista con más títulos (18) y partidos ganados (226) en pista dura desde 2018. Su elemento natural.

Mundo Deportivo

Hender “Vivo” González

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com